Menu
Partido X.
Ejemplos no opiniones

El mundo necesita ejemplos, no opiniones

“Si quieres un resultado diferente, haz algo diferente”

Ésta es la Red Ciudadana Partido X.
Por Hervé Falciani

Ésta es una Red construida por personas, que creen en el trabajo común para la consecución de objetivos concretos, una Red en la que yo no soy en absoluto el líder, sino tan solo uno más, que aprende de los compañeros.

La red ciudadana no necesita un líder, necesita más ciudadanos como éstos.

Estos días la prensa se ha referido a mí como “el líder del Partido X” y a la Red Ciudadana Partido X como “la formación electoral de Hervé Falciani”.

Ni soy el líder de la Red Ciudadana Partido X, ni podría serlo.

Yo he llegado después, y desde mis primeros contactos con este proyecto he sido consciente de que estoy ante una organización única en sus planteamientos, funcionamiento, orígenes y eficacia, en la que desempeño una función muy concreta que no es la de liderar, sino la de hacer aquello que mejor sé hacer: trabajar contra las grandes redes de corrupción europeas e internacionales, y por el control ciudadano de los grandes bancos.

El Partido X no va de líderes; la Red Ciudadana Partido X es un inmenso grupo de trabajo que se basa en la responsabilidad distribuida. Personas que asumen una carga brutal de trabajo para que todo funcione y para que cada pieza del trabajo que aporta cada ciudadano esté lista en el momento y en el lugar adecuado, sincronizan las aportaciones de miles de personas sobre una hoja de ruta y un objetivo, sin más medios ni financiaciones que las que pueden movilizar ciudadanos de a pie.

Esta Red no podría existir sin el trabajo de todas estas personas, y ningún líder sería capaz de crear lo que pueden crear individuos autónomos que federan sus competencias con un objetivo común y claro.

Cuando te acercas a la Red, en lugar de un “líder”, te encuentras un primer núcleo de personas conectadas las 24 horas digital y físicamente. Lo conforman Simona, que se encarga de la coordinación general y conoce cada pieza del engranaje, además de estar constantemente anticipando los siguientes pasos y creando el material del calendario de acción, integrando junto con Rubén el trabajo de las comisiones temáticas; Sergio, conectado a todas las redes de información para mantener el pulso en tiempo real, y trasladarlo a los espacios donde se prepara la acción; Isa, que está en constante comunicación con toda la comunidad y gestiona 37 listas de correo que suman una comunidad activa de unas 30.000 personas, además de la coordinación de todos los nodos para que puedan constantemente tener contacto con toda la estructura y no sentirse aislados. También se ocupa Isa de la coordinación logística y de la prensa, junto con Simona y Rubén.

El “equipo Tech”, formado por Maddish, “Alfa” y Alberto, tiene la responsabilidad de que toda la tecnología necesaria para este proyecto esté lista y funcionando en el momento necesario. Ahí donde en otros proyectos se paga para que la tecnología esté a punto en los tiempos necesarios, aquí existe un equipo que crea y adapta las herramientas para cada caso, y además las deja libres, para que otros grupos, luego, las puedan utilizar. “Alfa” también se encarga de sincronizar el día a día de todas las partes del proyecto en Internet.

Rubén coordina el equipo que se ocupa de todos los trámites legales y administrativos que apuntalan el proyecto, un entuerto burocrático mezcla de complicaciones intencionales y fruto de los recortes, responsabilizándose además del riguroso e inacabable trabajo de la contabilidad, teniendo en cuenta que la Red Ciudadana Partido X, es el único, sí, el único partido en el mundo que cuelga en Internet sus presupuestos y sus facturas. Junto con él, a diario trabajan Jorge, Alberto e Ian.

La comunidad en Facebook es muy grande, y no para de crecer, siendo conocida como una de las más activas de la Red, consiguiendo un impacto y una interacción al nivel de las mejores. Coordinada a diario por Pau, que revisa las redacciones y el diseño para cada lanzamiento, se apoya en un equipo compuesto por Raúl y Patri que responden a la comunidad, Miguel que utiliza las últimas tecnologías de análisis de datos para la resolución de problemas y Floren que monitoriza la actividad de la página, la prensa y las cuestiones internacionales. Ahora se ha sumado Marcelo, que apoya al resto de candidatos en su acercamiento a las redes sociales.

El equipo de diseño activo las 24 horas lo componen Eddie, Graziella, Lucía y María.

A todo este trabajo diario, se suma el trabajo de continuidad tanto a nivel de contenidos, como a nivel de las propias acciones: desde las acciones jurídicas, como la emprendida contra la estafa de las preferentes, que lleva Juan, como la llevada a cabo contra Bankia, o los “correo de Blesa” que llevan Simona, Sergio, Rubén, Pau, Maddish, Javier, Selu o varias personas a la vez, según las habilidades que se necesiten, muchas de las cuales no conozco aunque veo a diario los resultados de su trabajo.

El trabajo de comunicación es constante, para mantener informada a la opinión pública, y para recoger sus aportaciones. En éste entran en acción muchas personas de las que solo he podido conocer algunas como Javier, Arnau, Amparo, Carmelo, Octavio, Mario, Nieves, Marta, Manuel, pero veo y sé que hay una comunidad muy bien coordinada, que cubre una infinidad de frentes. En esta comunidad destaca la labor de lo que se llama “Matriz”, digamos que es ahí donde se cocinan las operaciones y se pulen, compuesta a veces por más de 200 personas, así como la labor de cada nodo. En las ciudades donde hay nodos, los nodos funcionan sobre la base de protocolos acordados previamente y constantemente coordinados.

Recientemente he podido ver en la recogida de firmas o en la preparación de campaña, el inmenso y extremadamente eficaz trabajo que se hace desde cada punto de la red con una sincronización y una alegría fraternal realmente conmovedora y emocionante, de mucha mucha gente, toda ella con roles muy claros que asumen con total responsabilidad hasta el final. Lo veremos también en la campaña electoral, donde cada nodo ha construido la suya propia con equipos y acciones especiales.

A raíz de la creación de las listas abiertas ciudadanas para las elecciones europeas, también he tenido la oportunidad de conocer el trabajo de Raúl Burillo y Susana Martín. Como yo, se acercaron al proyecto en torno a unos temas muy concretos. En el caso de Susana, este tema es el trabajo de toda su carrera por una economía más humana y justa, pero también más eficiente y funcional.

Raúl Burillo es conocido públicamente por ser un inspector de Hacienda que hizo su trabajo… caiga quien caiga, abriendo casos como ‘Palma Arena’, ‘Son Oms’, ‘Voltor’, ‘Ibatur’, o ‘Maquillaje’, en los que siguen revelándose cada día nuevas implicaciones en las altas esferas financieras y de poder. Nadie como él para entender cómo el fraude está en el propio diseño del sistema tributario, y que un sistema tributario justo en el que paguen más los que más tienen, simplemente no existe porque no hay la más mínima voluntad política de que exista.

A todas estas personas, y a algunos colaboradores de las comisiones como Pau Monserrat, los veréis en la campaña, codo a codo, en las calles, explicando el proyecto, como uno más, haciendo lo que se tiene que hacer: informar, explicar, mostrar que trabajando sí se pueden cambiar las cosas y que hay un método para hacerlo.

Es imposible ignorar la potencia de esta red y de su modo de trabajar.

Mi rol aquí es hacer lo que sé hacer. Ejecutar lo que me dicen los compañeros más competentes que yo en ciertos ámbitos, y aportar acciones claras en los ámbitos de mi propia competencia.

En esta campaña yo vengo a aportar mi apoyo a esta Red que ha construido un método para cambiar realmente las cosas.

En el Parlamento mi rol será amplificar el alcance de las cosas que sé y que conozco, para que aporten más y más rápidamente al bien común.

Así que soy líder de mis actos, y en Red una pieza más de un plan completo y complejo, extremadamente entrenado y eficaz.

La red ciudadana no necesita un líder, necesita más ciudadanos como éstos.

Ahora mismo el mundo no necesita más opiniones. El mundo necesita acción.

Destacados
Todos