Menu
Partido X.
Elecciones Municipales

El Partido X en las elecciones municipales

Desde el principio dijimos que este proyecto era un método constituido por dos entidades.

1- El Partido X, que está debidamente inscrito en el registro de partidos, políticos del Ministerio del Interior. Esto nos permitirá presentarnos a las elecciones cuando lo consideremos oportuno.
2- La parte activa, operativa, la que estáis viendo, la web, el twitter, el facebook, la Red Ciudadana, somos un grupo de trabajo, comunicación y acción: un gran grupo de presión ciudadana dedicado a conquistar una verdadera democracia del siglo XXI.
ComoFunciona

Antes, durante y después de las últimas elecciones europeas (las primeras en las que decidimos activar el dispositivo) hemos seguido desarrollando nuestra labor de presión ciudadana sobre democracia y contra la corrupción.
En cuanto al espacio electoral, ya anunciamos que no nos presentaríamos a las citas electorales de 2015 porque en este momento, todo el pescado ya está repartido.
En este post contestamos a dos cuestiones que muchos nos preguntan: ¿Qué propone el Partido X en las municipales? y ¿A quién apoyamos entre las opciones que se presentan?

Desde el 15M existe un amplio consenso entre la ciudadanía de que la causa subyacente a muchos de los problemas que sufrimos es el déficit de democracia real, si bien automáticamente asociamos ese problema con los gobiernos centrales. El primer problema que pretendemos poner sobre la mesa en esta campaña electoral es el de la falta de democracia local. En su ayuntamiento los alcaldes tienen más poder que los presidentes en la administración central; si los municipios fueran Estados, los alcaldes serían dictadores. De hecho, tienen todo el poder en sus municipios. Un simple repaso a las funciones de las alcaldías nos revela una concentración de poder que escapa a todo control democrático. Éste y no otro es el principal problema que queremos plantear a la hora de votar estas elecciones: que solo podamos elegir entre potenciales caciques en lugar de votar a funcionarios públicos.

Más del 20% de población que habita en el Estado español lo hace en municipios con alcaldes imputados o condenados.

Para explicar este problema y para apoyar a ciudadanos valientes que, sin tener los recursos de siglas mediáticas, han estado trabajando contra viento y marea para acabar con la corrupción y crear alternativas ciudadanas justas y, sobre todo, realmente viables, de tú a tú entre vecinos, junto con Xnet hemos preparado el vídeo Alcaldes Caciques con la esperanza de que acompañe a todos y cada uno de los caciques durante su campaña electoral.
 

 
Por otro lado, como ciudadanía, como electores, decimos solo una cosa. Nos da igual lo que prometan y quién lo prometa. Quienes no aseguren en los primeros 100 días mecanismos con los que le podamos echar si se corrompen, si no cumplen, si nos mienten y nos roban, no pueden tener nuestra confianza.

Los alcaldes tienen el poder de dejar de tener poder. Pueden delegar en personas y grupos competentes. Como sabéis, nosotros concebimos el espacio de gobierno – en todas sus escalas, desde los municipios a los gobiernos nacionales o supranacionales – no como un feudo de partidos sino como un espacio en los que unos funcionarios elegidos federan las competencias de la sociedad civil, más avanzada que cualquier partido, sin duda.

Tanto en el ámbito local como en el autonómico, ningún partido que promete solucionarlo todo lo va a hacer, debemos saberlo. Ni nuevos ni viejos. Una democracia del siglo XXI es aquella en que los partidos reconocen las habilidades de la sociedad civil que ya está solucionando problemas, y le da los cauces, las herramientas y recursos para actuar.

¿A quiénes apoya el Partido X?

Como bien saben los que siguen nuestro trabajo para nosotros apoyar significa trabajar. Y hacerlo con las garantías de que el resultado no será inferior al mínimo que exigimos como ciudadanos Por eso hemos evitado salir en sopas de siglas. Aun así, hemos estado aportando trabajo ahí donde nos ha sido posible.
No creemos en la confluencia. Creemos en que cada cual puede trabajar por el bien común sin dejar de ser lo que es. Creemos en la federación de competencias.

Pero esto no significa que solo reconozcamos a personas que han trabajado o trabajan en el proyecto del Partido X. Queremos tomar partido y estamos apoyando precisamente a aquellas personas que, habiendo decidido libremente participar en el juego electoral, se diferencian de otras porque, por su trayectoria, reconocen y apoyan el trabajo de la sociedad civil; no lo ningunearán, entorpecerán o intentarán apropiárselo como han hecho todos los partidos hasta ahora.

Además de esas personas, también tenemos la obligación de reconocer aquellas cosas que se han hecho bien en algunos procesos ciudadanos y que han supuesto un paso más y una innovación para conseguir algo digno de ser llamado Democracia en el siglo XXI.

A todos hemos propuesto implementar en aquellos ayuntamientos o autonomías que nos lo pidan la versión local de Democracia y Punto, pero creemos que este asunto ha de tratarse después de las elecciones y no mezclarse en la campaña electoral. Democracia y Punto es un trabajo colectivo concreto y no una consigna electoral.

Reconocemos a estas personas en grupos ciudadanos organizados. Aquí algunos nombres, pero seguramente hay muchos más con los que todavía no hemos tenido la oportunidad de cooperar. Ciudadanía competente que trabaja y abre puertas para otra ciudadanía que trabaja y abre puertas. Hay personas con cuyo espíritu de colaboración se puede contar desde siempre en Alternativa por Benalmádena, Terrassa en Comú, Futuro Serracines, Alhaurín Despierta, Ahora Madrid, Málaga Ahora, Barcelona En Comú, Vecinos por Torrelodones o personas valiosas en Zaragoza en Común (como Raúl Burillo y otros queridos compañeros) o en Castellón; o en algunas de las diferentes candidaturas ciudadanistas que se presentan en Galicia, con el esfuerzo que han hecho para tejer una red entre ellas y un nuevo partido como Anova. O personas en la coalicion Més per Mallorca. Y es imposible terminar esta ronda sin mencionar el trabajo que llevan haciendo las CUP desde la base en muchos municipios: para muestra un botón.

Si bien somos muy diferentes a estas iniciativas, aunque a menudo no compartamos método o ideología – o a veces ninguna de las dos -, queremos apoyar el gran esfuerzo que algunas personas están haciendo para introducir cuestiones que siempre hemos estado defendiendo y deseamos de todo corazón que lo consigan.

Lo que sí está claro es que en el 15M prometimos que acabaríamos con el bipartidismo y lo hemos hecho. Gane quien gane, cuanto más se alejen los gobiernos de las mayorías absolutas, más espacios habrá para que la voz de la ciudadanía sea escuchada.

Destacados
Todos