Menu
Partido X.

Energía versión reducida

ENERGÍA – versión reducida Ir a la versión completa


LO QUE QUEREMOS EN ENERGÍA

  • El fin de los monopolios de los intereses de una minoría en pos del fomento de las PYME y de garantizar los derechos de los consumidores.
  • Recuperar la soberanía energética. Reducir la dependencia energética para mejorar la competitividad. Si España no fuera dependiente energéticamente, tendría superávit.
  • Restitución de la seguridad jurídica en el sector de las renovables. Invertir en renovables para generar empleo y ahorro futuro.
  • Capacidad democrática de decisión sobre el modelo energético a escoger. La transparencia en la gestión del sistema energético para que la ciudadanía tenga conocimiento de los costes de producción, distribución y consumo de la energía.
  • Auditoría del sistema energético. Paga por la energía consumida real, ni más ni menos. Eliminar las barreras al autoconsumo.
  • Sostenibilidad medioambiental como consecuencia del Nuevo Modelo Energético.

INTRODUCCIÓN

El modelo energético actual ha llevado a desequilibrios sociales, económicos y medioambientales insostenibles. Por tanto, es nesario transitar hacia un nuevo modelo energético basado en el ahorro, la eficiencia y la soberanía, que se caracterice por la transparencia en la gestión del sistema energético, y en el que se beneficie a las PYMES y se garanticen los derechos de los consumidores por encima de los intereses de una minoría.

¿EN QUÉ CONSISTE EL NUEVO MODELO ENERGÉTICO (NME) Y CÓMO ES POSIBLE LA TRANSICIÓN?

El nuevo modelo energético se construye sobre cuatro pilares esenciales: (1) Ahorro, (2) Renovables, (3) Eficiencia, (4) Soberanía.
La necesidad y urgencia de cambiar el modelo energético actual, se resume en:
1. Desequilibrios macroeconómicos.
2. Actividad económica y empleo.
3. Reducción de la dependencia energética y seguridad de suministro.
4. Un nuevo paradigma económico y medioambiental.

Para que tenga éxito esta transición y se logre con la urgencia que impone la creciente brecha social, es imprescindible rediseñar el sistema energético con el objetivo de encaminarnos hacia un modelo en el que solo haya sitio para el ahorro y la sostenibilidad. Por tanto, es necesario introducir todos los cambios que precise el sistema para implementar el NME de la forma más eficiente posible. Será preciso más concretamente, entre otras cosas:
– Priorizar las PYME y las relaciones de calidad y proximidad por encima de los grandes monopolios.
– Seleccionar con criterio las mejores tecnologías disponibles para cada emplazamiento.
– Adaptar la política energética para permitir un desarrollo ordenado de todas las fuentes renovables.
– Favorecer tecnologías que permitan gestionar la intermitencia de algunas de las fuentes renovables.
– Desarrollar planes de movilidad sostenible que garanticen la accesibilidad a los bienes y servicios de forma local promoviendo el comercio de proximidad y los circuitos cortos de intercambio.
– Poner en valor el entorno rural como fuente de recursos energéticos, además de agrícolas y ganaderos.
– Derivar más usos energéticos hacia la electricidad, de forma coherente con el desarrollo de las renovables, ampliando esfuerzos en el desarrollo de sistemas de almacenamiento energético de menor riesgo medioambiental.

PROPUESTAS DE ACCIÓN

Bloque 1: Profunda reforma del Sector Eléctrico
Para afrontar con éxito una estrategia de cambio del modelo energético, es necesario dar respuesta razonada y razonable al problema del déficit de tarifa y del precio de la electricidad en nuestro país. Para ello es preciso comenzar con una minuciosa auditoría económica y social de todos los costes que se imputan a la tarifa eléctrica, así como los criterios que determinan los precios por kWh que se establecen en las distintas tarifas eléctricas vigentes. Dicha auditoría debería partir del análisis completo del sector desde que se comenzó a originar el déficit de tarifa, con el objetivo principal de conocer el porqué de la situación actual. Además, también es necesaria una reforma en profundidad del propio mercado eléctrico sobre la base de los siguientes principios: Simplificación, retribución justa y jerarquización.

Bloque 2: Medidas específicas para implementar el cambio de modelo energético
A corto plazo, es necesario tomar medidas que palíen la complicada situación en la que se encuentra el sector que engloba a las energías renovables y la eficiencia de la generación, que está viendo como se da marcha atrás a la inversión que como sociedad hemos realizado en un sector de futuro. En particular, deben tomarse medidas concretas en relación al autoconsumo y la seguridad jurídica.

Bloque 3: Medidas transversales
Además de las medidas de los bloques anteriores, centradas en el sector eléctrico, es necesaria también la puesta en marcha de políticas generales de gestión de la demanda y de ahorro y eficiencia energética y romper con los monopolios para favorecer las PYME y las políticas de calidad de servicio y proximidad. También es necesario que se redefina el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética para el periodo 2011-2020 que contenga medidas de gestión de la demanda, el apoyo a medidas tecnológicas en los procesos de transformación en el uso final de la energía en todos los sectores. Además, se deben tener en cuenta una serie de medidas encaminadas a la reducción del consumo energético, y del consumo más eficiente en los sectores de la edificación y el transporte, que son los responsables de una gran parte del consumo de energía primaria.